martes, 29 de enero de 2013

¡Misterio número cuatro!

"De los miedos de los Dioses ellas nacen, de su tristeza se alimentan y con su propio poder los matan."

Así reza el lema de las Lacrimas,las damas de las ilusiones y vulgarmente conocidas como el miedo de los Dioses. Ellas nacen en el Limbo del mayor de los temores de un Dios. A medida que el Dios tarde más en superar el miedo más fuertes se harán ellas y su ilusionismo. Solo los templarios y paladines pueden acabar con ellas, pero viajar al Espejo de las Almas es muy peligroso y no todos están dispuestos a semejante sacrificio. Un Arcángel debe acompañarlos para que puedan volver al mundo de los vivos y aún así, no hay garantía de su regreso. Todo aquel que no esta muerto y viaja al Espejo de las Almas puede cruzar el umbral hasta el Limbo, y quien muere en él  es olvidado para siempre, su alma se destruye y jamás volverá. 
Del mismo miedo de cuatro dioses, cuatro son las Lacrimas que han nacido.
Keira,la desolación  de la Diosa de los animales, de pelo negro azabache con reflejos morados como sus ojos.
Leina, la tristeza del Dios de los teriántropos, de pelo negro y reflejos azules como sus ojos.
Meisa, la angustia de la Diosa de la naturaleza, de pelo negro y reflejos marrones como sus ojos.
Y por último, Deila, el desconsuelo de la Diosa de la vegetación, de pelo negro y reflejos verdes como sus ojos. 
Nacidas del mismo temor pero de distintos Dioses, ambas deberán acabar con los Yahuns, los árboles que representan el poder de los Dioses en el Limbo. Si esto ocurriera las Lacrimas podrían viajar al Espejo de las Almas, donde deberían luchar contra los templarios y paladines, estando más cerca del Séptimo cielo y de la muerte de su Dios. Si la Lacrima mata al Dios al que pertenece, obtendrá sus poderes que podrá usarlos a su antojo.
Pero estás Lacrimas son distintas, su único deseo es ser humanas. Llamando la atención de los Dioses consiguen que las acojan como a sus hijas y bajo la promesa de concederles su deseo les otorgan la más dura e importante de las tareas. 
Solo Kei confía en los que les dieron la vida, mientras que sus hermanas marchan a servir a La Creadora.
Así es como Keira emprende el duro camino para llevar a cabo su tarea, será la encargada de guiar por el Limbo a lo héroes, de ayudarles a superar sus pruebas con la ayuda de los ángeles y de conseguir acabar con La Creadora.
Los héroes están en sus manos,el mundo está en sus manos.¿Confiarías en una Lacrima?

COPYRIGHT

1 comentario:

  1. Madre mia, no seas de donde sacas todas estas ideas. O.O

    Son todas geniales, a ver que es lo próximo que traes. ^^

    ResponderEliminar